Stefan Ingves, del porción central de Suecia

By | March 25, 2021


Hechos esencia:
  • Para Ingves, los bancos centrales deben avanzar en sus propias monedas digitales (CBDC).

  • Otros ejecutivos coinciden en la obligación de adaptarse a la era digital.

Mientras las novedades tecnológicas avanzan a pasos muy acelerados, incluso en el mundo financiero, los bancos centrales deben ponerse al día e innovar. De lo contrario, podrían perder poder interiormente del sistema, a razón de Stefan Ingves, representante del Cárcel Central de Suecia.

Para Ingves, «la innovación no es exclusivamente una buena característica para un porción central». Por el contrario, el ejecutor considera que se proxenetismo de «un deber, con el fin de mantenerse relevante en el futuro».

Las palabras expresadas por Ingves este jueves 25 de marzo surgen de uno de los paneles del diálogo BIS Innovation Summit 2021. Se proxenetismo de un evento organizado por el Cárcel de Pagos Internacionales (BIS) en forma potencial, donde han coincidido representantes de las autoridades de bancos centrales de diversos países.

Suecia es uno de los países que contará con nuevos centros de innovación del BIS, próximo a las sedes de Canadá, Inglaterra y Alemania. Estos centros de innovación se dedican a la investigación y crecimiento de soluciones tecnológicas, bajo la tutela del BIS y con un enfoque de cooperación entre los bancos centrales.

Los bancos centrales deben adaptarse para mantenerse relevantes, según Stefan Ingves, representante del Cárcel Central de Suecia. Fuente: captura de pantalla.

Durante este diálogo, la autoridad sueca evaluó por otra parte que mientras la sociedad se hace cada vez más digital y el moneda en efectivo pierde dominio, es responsabilidad de instituciones como la que representa adaptarse y producir «nuevas maneras de presentar el moneda».

Ingves se refirió específicamente a la obligación de proporcionar los pagos transfronterizos. A su razón, el tirada potencial de las monedas digitales de bancos centrales (CBDC) apunta precisamente en esa dirección.

CBDC, la respuesta de los bancos centrales a bitcoin

Otros ejecutivos presentes en el diálogo coinciden en la importancia de las CBDC como utensilio para avanzar en el nuevo mundo digital para los bancos centrales, como fue el caso de Christine Lagarde, presidenta del Cárcel Central Europeo. Precisamente, Lagarde ha pujado por el crecimiento de un euro digital, como ha reseñado este medio en varias ocasiones.

Tiff McKlem, representante del Cárcel de Canadá, coincidió con su par sueco en la obligación de adecuación de las instituciones emisoras del moneda en los países en presencia de el nuevo panorama de las transacciones en la sociedad coetáneo.

McKlem aseguró al respecto que los bancos centrales se están esforzando por mantenerse al ritmo de los avances. «Nos estamos poniendo –y debemos ponernos- al día con las nuevas tecnologías, para suministrar la confianza de la familia. Mientras más rápido cambia la tecnología, más difícil se hace», expuso.

No es casual el enfoque de los bancos centrales. La mención a las monedas digitales no hace sino reanimar un esfuerzo que ya ha destacado el BIS. Esta institución lanzó recientemente un software de investigación enfocado en hacer pruebas y escudriñar en las posibilidades de las stablecoins y las CBDC, tal como reportó en enero pasado CriptoNoticias.

Aunque no lo mencionaron directamente, es claro que uno de los pilares del nuevo mundo financiero-tecnológico es bitcoin. De hecho, diversos bancos centrales del mundo ya han manifestado la obligación de que las CBDC cuenten con características que difieren mucho de lo que ofrece la criptomoneda. Lagarde ha sido insistente en esta postura.

Por ejemplo, el Cárcel Central de Francia ya había catalogado a bitcoin como «un mito» que había «fallado» en sustituir a las monedas de curso legítimo. Otras instituciones, como el Cárcel de España, han agradecido que bitcoin impulsa la obligación de crear soluciones digitales a la transmisión monetaria. Y en particular, se refirieron a las alternativas de las CBDC, como una respuesta.





Source link