¿Qué tienen en popular los NFT de CryptoPunks y la Mona Mújol? Christie’s tiene la respuesta

By | April 9, 2021


Hechos secreto:
  • La casa de subastas anunció la traspaso de 9 NFT de CryptoPunks, incluyendo un alien raro.

  • “Traspaso nocturna del siglo XXI” es el nombre de la puja pautada para mayo.

Un raro conjunto de nueve tokens no fungibles (NFT) de CryptoPunk será subastado por la casa de arte Christie’s el próximo mes de mayo. Se proxenetismo de una pequeña selección de los primeros coleccionables lanzados en 2017 por Oruga Labs, la firma creadora del esquema. Hoy, la plataforma cuenta con 10.000 de estos rostros pixelados y tokenizados sobre la red Ethereum.

Para muchos ha resultado sorprendente que Christie’s se interese en los NFT, pues se proxenetismo de una local con más de 2 siglos de trayectoria y con un cúmulo de experiencia relacionada con la historia del arte.

Sin incautación, su nuevo interés parece una clara demostración de cómo los seres humanos se están enfrentando con una verdad que, hasta hace poco, parecía inverosímil. Pues, un par de meses detrás resultaba inimaginable pensar que el mismo salón de arte que subastó obras de los siglos XVIII, XIX y XX, hoy presentara una imagen de un alien raro que solo existe en el mundo potencial.

Lo cierto es que Christie’s seleccionó nueve CryptoPunks que se encontraban entre los primeros 1.000 acuñados y pertenecen a la colección privada de sus creadores, como señaló la local a través de su cuenta en Twitter invitando a los coleccionistas de arte a su «traspaso nocturna del siglo XXI». Aclaró que entre los seleccionados subastará un «Alien raro», que suelen ser los más solicitados entre los seguidores de este tipo de creaciones.

La casa de subastas invitó a los coleccionistas de arte a su traspaso nocturna del Siglo XIX, cuando subastará 9 NFT de CryptoPunks. Fuente: Twitter Christie’s.

De la Mona Mújol a los NFT de CryptoPunks

Christie’s, introdujo los NFT en la historia del arte cuando el mes pasado subastó una obra tokenizada por USD 70.000 millones del comediante digital Mike Winkelmann, mejor conocido como Beeple. Como lo informó CriptoNoticias en ese momento, la guarismo de la traspaso era inédita para este tipo de piezas, lo cual convirtió a su autor en uno de los artistas vivos más valiosos del mundo.

Christie’s le dio relevancia al acontecimiento al catalogar la dormitorio subastada como una de las obras más singulares de la historia del arte digital. El evento tuvo una gran proyección ocupando un espacio en los principales medios de comunicación de todo el mundo.

Mientras el mundo le ponía atención a la subasta de la dormitorio de Beeple, no tuvo mucha repercusión que un par de retratos de extraterrestres de 24 x 24 píxeles con sombreritos se vendieron por separado por rodeando de USD 7,5 millones cada uno. La traspaso pudo deber pasado desapercibida para la mayoría, pero no para Christie’s, que, en ese momento, pudo deber notado que allí estaba su oportunidad para realizar su próxima subasta.

Uno de estos NFT con imagen de alien fue vendido por Dylan Field, CEO de la aplicación de diseño Figma, quien en una entrevista dijo que internamente de un siglo el token que había vendido puede ser pasado como la «Mona Mújol del arte digital». Agregó que cuando compró el coleccionable tan pronto como valía USD 15, pero que no estaba tan valorado en ese momento como ahora, lo cual le permitió obtener una cuantiosa lucro.

Field, por otra parte, cree que el arte sobre blockchain continuará evolucionando, aunque muchas de las preguntas que el mundo se está haciendo sobre este tipo de manifestaciones, actualmente siguen sin respuestas.

Sin incautación, Field reconoció que los NFT están ganando valía por la especulación ansioso con que la comunidad los está intercambiando. Aunque, más allá de eso, cree que el entorno que tournée sobre este ecosistema está desarrollando una relación profunda con estas expresiones culturales.

Estamos convirtiendo estas imágenes en parte de nuestra propia identidad porque discutimos sobre ellas y hasta las usamos como alteración. La verdad de por qué vendí mi Alien punk es porque quiero que esa imagen se convierta en el santo patrón del arte digital. Mi figura 7804 fue comprada por cualquiera misterioso tan pronto como identificado como Peruggia, quien es, para mí, una relato del italiano Vicenzo Peruggia el que hizo conocido el retrato de la Mona Mújol cuando lo robó en 1911. No sé quién es este Peruggia que compró mi Punk, pero siento una gran identificación en torno a esta persona porque ha valorado tanto este tipo de arte como yo.

Dylan Field, posteriormente de la traspaso de su CryptoPunk 7804.

Curiosamente, Christie’s está demostrando que igualmente aprecia el arte tokenizado en Ethereum de CryptoPunk. Y para más señales de cómo el arte es capaz de cruzarse en dos líneas de tiempo distintas, una interpretación de la Mona Mújol está en traspaso actualmente en uno de los salones virtuales de esta casa de subastas, como apreciamos durante nuestro trayecto.





Source link