monedas digitales de bancos centrales acentuarían la inflación

By | April 5, 2021


En un reporte aún no publicado, Bank of America considera que la distribución de monedas digitales de bancos centrales (CBDC) para estimular la capital, puede agravar la inflación en los países donde se apliquen estas medidas.

Los estímulos artificiales a la capital fiduciaria han sido congruo frecuentes desde el año pasado, frente a la crisis propiciada por la pandemia de Covid-19, la destrucción de empleos, el falleba de negocios y por ende, la afectación de los mercados mundiales.

Con la perspectiva de los bancos centrales a las monedas digitales nacionales, como decisión a la escasez de capital físico en efectivo y la obligación de aguantar la capital a las plataformas electrónicas, es posible que los usuarios se preocupen por el funcionamiento de las políticas monetarias en este respecto.

El reporte del Bank of America, recopilado por medios como Nasdaq, se titula Digital Love: Central Bank Digital Currencies (Coito digital: Monedas Digitales de Bancos Centrales), indica que las CBDC podrían ser fácilmente transmisibles a sus acreedores, así como suministrar las transacciones digitales a nivel franquista e internacional.

Sin incautación, por esta misma razón, las expectativas sobre la inflación podrían impulsar la demanda por las criptomonedas como resguardo de valía. El reporte no menciona a bitcoin (BTC) ni a otras criptomonedas, pero sí apunta a la capacidad que los estados tendrían de distribuir CBDC, creando condiciones que traigan la inflación monetaria como consecuencia.

«La disrupción de las criptomonedas está empujando a los bancos centrales a fijar su rol de dominancia en la trámite y ejecución de pagos, y su tacto para supervisar a otros bancos y dirigir políticas monetarias», aseguró el Bank of America.

Las CBDC representan la próxima frontera para los estímulos de los bancos centrales, siendo sencillo a medidas como los cheques de estímulos, programas de préstamos de emergencia, Salario Primordial Universal (UBI), o inducir a money drops (distribución de capital) cada vez más fuertes. La transformación de las monedas digitales de los bancos centrales pueden aumentar las expectativas de la inflación, potenciando a los activos inflacionarios en la plazo del 2020.

Bank of America.

El reporte incluso contempla los riesgos a la privacidad de los usuarios, pues los gobiernos podrían tener golpe a información sobre la actividad financiera de las personas.

Este problema fue tratado por CriptoNoticias en un artículo sobre el esquema UBI (Universal Basic Income) de la ordenamiento Democracy Earth, que si adecuadamente no se comercio de un organismo gubernativo central, sí conlleva riesgos similares.

Varios gobiernos del mundo están preparándose para emitir sus monedas digitales, encontrándose en diferentes etapas de investigación y avance. El más aventajado en este sentido es China, que ya ha realizado varias pruebas e incluso ha enérgico una billetera digital para la lectura digital de su moneda.

Asimismo, países como Bahamas, Suecia y Estados Unidos incluso tienen iniciativas similares, pero aún no se ha emitido la primera moneda franquista digital del mundo.



Source link