Las 6 preguntas que plantea la prohijamiento de bitcoin en El Salvador, según un abogado

By | June 10, 2021


Hechos esencia:
  • Para el versado, esta nueva ley impulsará la pertenencias del país centroamericano.

  • Todavía quedan cuestiones técnicas, económicas y sociales por explicar en este nuevo proceso.

El abogado argentino Víctor Castillejo Arias explicó los cuestionamientos que deberán resolverse luego de la firma de bitcoin (BTC) como moneda de curso legítimo en El Salvador. Las preguntas tienen que ver con asuntos como el tipo de cambio, la encargo de su aplauso, el uso de soluciones de nivel 1 o 2 y las violaciones a la privacidad de los usuarios.

En una charla denominada Bitcoin: moneda de curso legítimo en El Salvador, el versado destacó que son dos las principales ventajas de la prohijamiento de la criptomoneda en el país centroamericano. En primer oportunidad, remarcó el crecimiento de su pertenencias, gracias a la presentación de inversiones, el incremento del turismo —sobre todo del sector bitcoiner— y las remesas internacionales, que actualmente cuentan con muchos intermediarios que cobran comisiones en cada operación.

Por otro costado, Castillejo Arias, quien actualmente cursa una arte en Derecho y Nuevas tecnologías en la Universidad de Londres, subrayó que bitcoin facilitará la inclusión financiera de muchas personas. «Bitcoin va a ser una mecanismo de cuenta, es opinar que puede expresar el valencia de un correctamente. Encima, va a servir para sufragar los impuestos», explicó.

Más allá de lo inicial, el abogado además compartió con los asistentes a la conferencia posible las seis preguntas que, en su visión, todavía quedan por replicar en presencia de este nuevo acontecimiento.

1. Tipo de cambio

La primera cuestión tiene que ver con el tipo de cambio oficial que se tomará en El Salvador para la criptomoneda: «El precio de cambio va a estar entregado por el mercado en una vencimiento a explicar entre fiador y deudor. La ley no estipula ningún cambio oficial», comenzó explicando.

«El artículo 14 de la ley crea un fideicomiso de USD 150 millones para que aquellas personas que reciban bitcoin y no quieran exponerse al peligro de la custodia y la volatilidad puedan cambiarlos de forma inmediata. Este fideicomiso sí va a tener un cambio evidente, que todavía está por hallarse», añadió.

Para el versado, el monto de este fideicomiso «parece un poco bajo, y habría que ver qué pasaría si no tiene solvencia y no puede dar esos dólares».

2. Difícil aplicación en el nivel 1

En segunda instancia, Castillejo Arias sostuvo que «hay que ver cómo hacen para que esta tecnología que están desarrollando sea segura, no tenga downtime (caída) y no sea pusilánime a agentes externos».

«Veo muy difícil que una sociedad bitcoinizada use la dependencia de bloques tradicional, la de nivel 1. No se puede someter a la masa a esperar 10 minutos a que se haga una transacción», argumentó el orador, quien luego aseguró: «Es una gran oportunidad para los proveedores de soluciones de nivel 2, como las sidechains, Lightning Network, Wrapped Bitcoins, entre otras. Yo ya estaría en un avión alrededor de El Salvador para tratar de ver cómo obtener una parte de ese mercado».

3. Éxito forzosa: ¿es viable?

Con respecto a la encargo de aceptar la criptomoneda para la compraventa de fortuna y servicios, Castillejos Arias aseguró: «El artículo 7 palabra de la aplauso forzosa. Esto quiere opinar que toda persona que participe de la pertenencias tiene que aceptar bitcoin. Eso genera muchos problemas y hay que ver cómo se aceita la maquinaria para que eso funcione. No todo el mundo quiere aceptar bitcoin».

4. El artículo 12, una posible «vía de escape»

Como posible respuesta al cuestionamiento inicial, el abogado detalló que el artículo 12 de la ley aprobada por el Congreso salvadoreño afirma que siempre que se note que una persona no tiene los medios para aceptar bitcoin, esa persona puede exceptuarse. «Esto va a ser contencioso, pero es una exención necesaria», consideró.

En este sentido, agregó que «las personas en vulnerabilidad extrema no pueden aceptar bitcoin. En cambio, las empresas pueden mitigar para no aceptar bitcoin como moneda y ampararse en este artículo».

5. Privacidad

Otro tema es el relativo a la privacidad, uno de los estándares fundamentales de bitcoin y la comunidad de usuarios de las criptomonedas.

«Como somos criaturas de hábitos, vamos a usar la misma billetera para todo. ¿Cómo va a afianzar el Estado que no va a intentar usar esa información? ¿Y cómo las empresas se aseguran de que los bitcoins que reciben no provienen de fuentes que no sean del todo claras?», cuestionó Castillejos Arias.

En este sentido, alertó que «hay mucha información arreglado al notorio, sobre todo en billeteras que piden KYC («Know Your Customer» o ‘conozca a su cliente’) para poder participar de la red. Es una gran oportunidad para las cadenas que venden analíticas de blockchain».

6. ¿Nace una nueva forma de consumo?

Finalmente, el abogado planteó si esta nueva moneda de curso legítimo dará oportunidad a que se modifiquen los hábitos de consumo de la masa de El Salvador y de otras partes del mundo.

«Si yo veo que me va a costar conseguir al mismo precio los bitcoins que voy a pagar, quizás lo piense dos veces y así se llegue a una pertenencias más sana», dijo. No obstante, como contrapartida, además reconoció que «el consumo mueve la pertenencias», por lo que un cambio en este sentido no sería necesariamente positivo en todos los casos.

El posible impacto de esta ley en Argentina

Ya sobre el final del evento, se sumaron a la círculo el coordinador, el asesor tecnológico Camilo Jorajuría y el asesor financiero Gustavo Chinchilla Mansilla para analizar el posible impacto que este cambio constituyente podría tener en Argentina.

Con relación a este tema, Castillejos Arias planteó: «Al ser de uso legítimo en El Salvador, ¿habría que ocurrir los bitcoins por el cambio oficial si vendemos servicios al extranjero y nos pagan en bitcoin?».

Para fundamentar esta posibilidad, citó el inciso 6.1.2 de las normas de Exógeno y Cambios del Costado Central, que remarca que son instrumentos de plazo las monedas «emitidas por un Estado extranjero», pero no palabra de «moneda de curso legítimo en el extranjero». Asimismo, señaló que el Costado Central de la República Argentina «toma a bitcoin como un correctamente intercambiable que debe ser valuado».

No obstante, el abogado explicó que esta interpretación podría cambiarse si se considera el artículo 775 del Código Civil dice que si se estipuló dar moneda que no sea de curso legítimo en Argentina, debe considerarse que se puede sufragar la deuda en la moneda de curso legítimo (es opinar, el peso). «Esto es poco que podría ocurrir con una casa de cambio que no pueda devolver los bitcoins que debe, y sería un gran problema», sostuvo.

Por su parte, Gustavo Mansilla brindó precisiones sobre la obligación de valuar la tenencia en criptomonedas a la hora de sufragar (o no) el impuesto a las Ganancias y el impuesto a los Intereses personales, los cuales fueron explicados en profundidad por CriptoNoticias en publicaciones anteriores.

Finalmente, Camilo Jorajuría destacó que, a posteriori de su vencimiento de creación el 3 de enero de 2009, «este es el segundo hecho histórico más importante de bitcoin, ya que hasta ahora era un encaje entre privados. La hiperbitcoinización está a la reverso de la punta».



Source link