La privacidad y seguridad estarán garantizadas con el euro digital, promete el BCE

By | April 15, 2021


Cerca del 90% de los ciudadanos e instituciones que respondieron a la consulta pública que realizó en Costado Central Europeo (BCE) sobre el exposición del euro digital pide principalmente privacidad, seguridad, capacidad de suscripción en toda la eurozona, gratuidad, y usabilidad fuera de cuerda. «Y esto es lo que estamos dispuestos a ofrecerles», dijo Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutor del organismo.

Con esta promesa, el directivo se refirió a los resultados de la consulta, cuyos detalles fueron publicados este 14 de abril en el sitio oficial del BCE.

Se comercio del observación detallado de las respuestas enviadas por más de 8.200 personas que expresaron sus ideas, entre octubre 2020 y enero 2021, sobre el esquema de moneda digital de bandada central (CBDC) de Europa: el euro digital.

«Proteger los datos personales de los usuarios y respaldar un suspensión nivel de confidencialidad será una prioridad en nuestro trabajo con este esquema», aseguró Panetta

El 94% de las opiniones procedía de ciudadanos particulares, mientras que el 6% restante fueron profesionales, bancos, proveedores de servicios de pagos, empresas tecnológicas y comercios, acota el escrito. Alemania acaparó el 47% de las respuestas, seguida de Italia, con un 15% y Francia, con un 11%.

La nota agrega que la privacidad fue la característica más importante para el 43% del manifiesto, «especialmente para los comerciantes y otras empresas», quienes igualmente pusieron ceremonia en los requisitos para evitar actividades ilícitas.

Los ciudadanos, argumentó Panetta, «desean confidencialidad y privacidad, pero entienden igualmente la importancia de asegurar la estabilidad del sistema financiero, para lo cual las autoridades necesitan poco de entrada a sus datos personales».

Indicó que menos de una de cada diez respuestas dio apoyo al anonimato total, y gran parte de los participantes pidió integración con el sistema bancario.

Más de dos tercios de los encuestados reconocen la importancia de que los intermediarios brinden servicios innovadores que permitan el entrada a un euro digital e indican que debe integrarse en los sistemas bancarios y de suscripción existentes.

Costado Central Europeo.

En ese sentido, el BCE añade que la consulta muestra que los europeos quieren que se proporcionen servicios adicionales, encima de los pagos digitales básicos en euros ya existentes. En consecuencia, una cuarta parte de los encuestados opina que un euro digital debería hacer que los pagos transfronterizos sean más rápidos y económicos. Además desean que el euro digital se pueda utilizar fuera de la región, aunque con límites.

El euro digital como complemento del efectivo

En el situación de la presentación de estos nuevos datos de la consulta, Panetta expresó que el euro digital solo podría tener éxito si cumple con las deposición de los europeos.

«Vamos a hacerlo lo mejor que podamos para reforzar que el euro digital llene las expectativas que los ciudadanos han expresado en la consulta pública», reiteró, al tiempo de insistir en que la nueva moneda no va a sustituir el peculio en efectivo, sino que va complementarla.

En la presentación de la sondeo el ejecutor insistió en destacar las ventajas que podría traer para la zona euro, «manteniendo la soberanía sobre el peculio».

Permítanme subrayar, una vez más, que un euro digital no significaría el fin del efectivo. Complementaría el efectivo, no lo reemplazaría. Al hacerlo, un euro digital contribuiría a un panorama de pagos más diverso, dando a las personas más opciones en cuanto a cómo acreditar.

Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutor del BCE.

En ese sentido, el esquema del euro digital cuidado similitud con el yuan digital, la CBDC de China. De forma equivalente uno y otro proyectos buscan complementar el peculio en efectivo y se clasifican como monedas digitales minoristas cash like, funcionando y siendo reguladas igual que el peculio. Las dos prometen privacidad (mas no anonimato) y buscan competir con las stablecoins y los criptoactivos como bitcoin.

En común, la publicación del BCE confirmó las conclusiones preliminares que había arrojado la consulta, las cuales fueron presentadas a mediados de enero. Tal como reportó CriptoNoticias, la sondeo obtuvo una décimo récord, por lo cual ha sido calificada como exitosa por el BCE.

Con saco en estos resultados, se estima que para mediados de 2021 las autoridades europeas den su trillado bueno para que el bandada realice una investigación formal sobre el euro digital. Una vez realizada, se tendrá que retornar a lanzarse si finalmente se implementa. Se paciencia así, que el esquema se concrete entre 2023 y 2025, un promedio de cuatro primaveras, según ha ostensible en varias ocasiones la presidenta del BCE, Christine Lagarde.





Source link