Independencia económica de las mujeres se fortalece con el control de sus finanzas

By | March 4, 2021


Hechos secreto:
  • Investigación muestra qué percepción de independencia económica tienen las mujeres sobre sí mismas.

  • El exploración estuvo liderado por el neurocientífico inglés Dr. Jack Lewis.

La independencia económica de las mujeres no solo está limitada a que tengan camino a un trabajo formal o alguna actividad remunerada, sino al control de sus propios medios económicos y a decisiones financieras, labrando así un camino cerca de la igualdad de variedad.

El paso metódico de quien percibe un salario es determinar el destino que le daría a los medios. Esto fue plasmado en un documentación del costado digital N26 al que tuvo camino CriptoNoticias. Este es un costado germánico con presencia en varias partes del mundo. Según los resultados obtenidos por esta entidad financiera digital, para el 75% de las mujeres es importante acreditar las facturas a tiempo, seguido de tener un automóvil (60%) y tener un trabajo a tiempo completo (51%).

La investigación sobre la percepción de independencia económica que tienen las mujeres sobre sí mismas fue liderada por el neurocientífico inglés Dr. Jack Lewis, autor del vademécum Sort Your Brain Out (Ordene su cerebro). Lewis analizó a 1.000 participantes en Europa y Estados Unidos que le permitió determinar cuáles son los indicadores que las mujeres consideran más importantes para cronometrar la capacidad de cubrir y acreditar sus gastos de forma autónoma.

Este estudio todavía reveló que las mujeres de todo el mundo están superando a los hombres en la percepción de su independencia económica: el 59% se siente económicamente independiente frente al 58% de los hombres.

Se reduce la brecha digital entre mujeres y hombres

Las mujeres se están incorporando a la era digital casi a la misma velocidad que los hombres. Los datos de N26 muestran que, en 2020, el número de mujeres de la almohadilla de clientes del costado digital experimentó un maduro crecimiento respecto al número de hombres por segundo año consecutivo y en sus 24 mercados europeos. Esto significa que creció más del 57% durante este año.

La investigación incluye un exploración sobre las principales causas de estrés en las personas y, en particular, en el comportamiento de las mujeres frente a las finanzas. De este exploración se desprenden resultados que dan una maduro visión sobre la progreso que ha experimentado este segmento en su relación con el metálico.

A la conclusión que llega este estudio es que, en común, “las mujeres tienen maduro probabilidad de sentirse estresadas que los hombres. Sin secuestro, el estrés relacionado con las finanzas es más frecuente en los hombres (58% en hombres vs. 47% en mujeres)”. 

La pandemia ha dejado claro que las mujeres están compaginando una enorme cantidad de responsabilidades y, como era de esperar, experimentan altos grados de estrés, independientemente de su posición económica.

Martha Echarri, directora de N26 para España y Portugal.

Índice de oportunidades para las mujeres

Para analizar los género de la pandemia a nivel general en las mujeres, N26 elaboró a finales de 2020 un estudio que indaga en las disparidades más frecuentes que siguen existiendo entre mujeres y hombres, así como los logros y factores que impulsan la independencia de las mujeres. Esto se refleja en el Índice de oportunidades para las mujeres, que publicó la entidad financiera.

El índice analiza 100 países en función de las medidas que existen para promover las oportunidades para las mujeres, haciéndolas prosperar en áreas secreto: como líderes gubernamentales, directivas, empresarias y otros puestos de responsabilidad.

El estudio revela que correcto al Covid-19 muchas más mujeres que hombres han perdido su trabajo. Fuente: Sarinahornay/Wikipedia.

De acuerdo con esta investigación, la pandemia ha arrojado luz sobre muchas de las desigualdades existentes, en particular entre hombres y mujeres en su circunscripción de trabajo. “Las primeras estimaciones sugieren que, a nivel general, muchas más mujeres que hombres han perdido su trabajo correcto al Covid-19 y han asumido la maduro parte del cuidado y la educación inmaduro, mientras las escuelas estaban cerradas. A esto se suma el hecho de que el 70% del personal inodoro en todo el mundo son mujeres”.

Este exploración señala, como contraparte, que, a pesar de los desafíos que han sorteado las mujeres por el coronavirus, N26 todavía ha observado a lo que denomina “maravillosas jefas de gobierno liderando el mundo por la forma como han manejado la pandemia”. Incluso se refiere a “mujeres increíbles que continúan asumiendo el liderazgo en la lucha por la igualdad de variedad mientras dan forma y consolidan su futuro tanto personal como profesionalmente”.

Queremos comprender qué puede frenar a las mujeres a la hora de vencer confianza sobre sus finanzas, comprender los factores que impulsan la independencia financiera y cómo podemos ayudar a marcar la diferencia.

En N26 creemos firmemente que todos, sin importar el variedad, deben tener la oportunidad y sinceridad de poblar la vida que escojan. Y sí, hay mucho más en la vida que el metálico, pero creemos que este es un buen circunscripción para comenzar. Cuando nos sentimos en control de nuestras finanzas, nos sentimos más seguros, más independientes y más optimistas sobre nuestro futuro, lo que nos ayuda alcanzar nuestro mayor potencial.    

Adrienne Gormley, jefa de operaciones de N26.

El Rol de la mujer es cada día más significativo en el sector de las criptomonedas

El rol de la mujer todavía es cada día más preponderante en el mundo de las criptomonedas. Así lo revela un estudio de LocalBitcoins, plataforma P2P para el intercambio de bitcoin.

Como informó CriptoNoticias el 12 de mayo de 2020, el equipo de LocalBitcoins explicó que la inclusión de la mujer en el sector de las criptomonedas ha tenido un aumento considerable. Sin secuestro, señalaron que aún queda camino por recorrer, ya que las mujeres solo representan el 12,3% del total de las personas interesadas en bitcoin.    





Source link