Incertidumbre sobre impuestos al staking de criptomonedas en Pimiento, Colombia y Venezuela

By | February 9, 2021


No existe claridad regulatoria en materia tributaria para el staking de criptomonedas en varios países hispanos. Según un estudio publicado por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, ni en Pimiento ni en Colombia se han pronunciado las autoridades sobre cómo deben declararse las ganancias derivadas del staking, mientras que en países como Venezuela y España los expertos fiscales aducen que tales ingresos deben declararse de acuerdo a la norma actual para actividades similares.

Tom Emmer, congresista de Estados Unidos e impulsor del uso de bitcoin, presentó el estudio Tributación de Recompensas de Bloques de Criptomonedas en Jurisdicciones Selectas, el pasado 3 de febrero. El crónica realizado por un asociación de expertos en leyes de la Biblioteca de Derecho del Congreso, muestra una comparación sobre leyes fiscales dirigidas a las actividades mineras, tanto en su fase de Prueba de Trabajo como de Prueba de Billete o Stake, en 31 países del mundo. En el espectro hispanoamericano, comprende a Argentina, Pimiento, Colombia, España y Venezuela.

El documento expone que las autoridades fiscales de varios países han redactado “orientaciones sobre la tributación” de bitcoin, ethereum y otros criptoactivos. Sin bloqueo, son pocas las naciones que abordan el cuota de impuestos por ganancias relacionadas con el staking.

Otro aspecto analizado por los expertos, es el de aquellos países donde, según el documento, no existen “leyes tributarias explícitas sobre recompensas por coalición”. Igualmente fueron incluidos en el crónica aquellos países donde, si admisiblemente no existen leyes definidas, hay normas fiscales generales, propuestas de leyes, declaraciones oficiales y comentarios de académicos y expertos en impuestos.

Entre los países que fueron objeto de estudio, los investigadores pudieron identificar que bitcoin y el resto de las criptomonedas tienen diversas clasificaciones, por ejemplo, en Dinamarca, Noruega y Finlandia es una propiedad de inversión, en Alemania es obligado como un utensilio financiero, para Luxemburgo y Suiza es un activo o propiedad intangible. En el caso de Venezuela es aceptado como un activo financiero, Canadá lo considera un producto esencial y Suecia como un haber de inversión.

Reglamento relacionada con la minería

La investigación realizada por expertos del Congreso de Estados Unidos, identificó que existen leyes, normas u orientaciones por medio de las que se aplican los principales tipos de impuestos, incluidos los de ingresos, haber de ganancias y el impuesto al valencia asociado (IVA), a criptoactivos producto de la minería en Australia, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Singapur, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Una característica que destaca el crónica, es que la mayoría de los países antaño mencionados, establecen un tratamiento delante las leyes cuando se manejo de la minería a pequeña escalera, incluso es pasado como un pasatiempo, en comparación con la minería comercial o a gran escalera.

En el caso de Argentina, la minería por Prueba de Trabajo está sujeta a la Ley de Impuestos sobre las Ganancias para quienes estén domiciliados o tengan establecidas sus operaciones en el país. Esta reglamento establece un 30% de impuestos para el periodo fiscal comprendido entre el 1ero de enero de 2018 y 31 de diciembre de 2020; y 25%, para los abriles fiscales a partir del 2021. Las ganancias se valuarán al preció del mercado, a precio de pesos argentinos, para el día en que al transacción entró en la red. De estas ganancias podrán deducirse los costos de la operación.

En Colombia, donde las criptomonedas son consideradas intereses materiales, la minería por prueba de trabajo y las comisiones asociadas, están sujetas al impuesto a las ganancias por los ingresos percibidos por los operadores.

Venezuela presenta un panorama similar. Si admisiblemente no hay reglamento específica en materia tributaria para la minería, los expertos fiscales aseguran que esta actividad se regularía bajo el impuesto a las ganancias por negocio.

Por su parte, la Agencia Tributaria de España ha establecido que las ganancias por minería están sujetas al Impuesto por Actividades Económicas, por lo que la tasa aplicable pudiera asistir a ser hasta de 48%, dependiendo de la región autónoma de operación. Es impuesto corporativo para las ganancias para los residentes es de 25%. Con todo, al no mantenerse una relación directa con ningún individuo, la minería no está sujeta al cuota del Impuesto al Valía Anejo.

Las autoridades chilenas no se han pronunciado al respecto.

Staking y los impuestos

Existe mucha incertidumbre a nivel mundial sobre los impuestos que deben pagarse por staking de criptomonedas. Fuente: Steve Buissinne / Pixabay

Cuando se manejo del staking, el panorama es más incierto. Según el Catálogo de CriptoNoticias, el staking es «el proceso mediante el cual un adjudicatario adquiere y bloquea cierta cantidad de tokens en una red PoS para validar las transacciones y acoger recompensas», corriendo un software específico en algún dispositivo con entrada a Internet. Son pocos los países que hasta ahora han establecido una norma o ley, según el documento presentado por el congresista norteamericano.

Australia, Finlandia, Nueva Zelanda, Noruega y Suiza son de los pocos que han decidido crear legislaciones con respecto al staking. Nueva Zelanda publicó una callejero actualizada sobre el tratamiento fiscal a los criptoactivos en septiembre del 2020 y establece que las “recompensas obtenidas por el staking pueden estar sujetas a impuestos una vez recibidas y los ingresos obtenidos en su disposición todavía pueden estar sujetos a impuestos, según las circunstancias”.

De los países hispanoamericanos, el estudio admite no favor opuesto relato al staking ni en Pimiento ni en Colombia. En España siquiera existe una regulación específica, pero expertos fiscales afirman que esta actividad debe evaluarse de modo similar a servicios ya previamente definidos por la autoridad tributaria. Para el caso venezolano, sucede lo mismo que con la minería por prueba de trabajo: los ingresos se fiscalizarán como ganancias capitales.

Argentina es el país hispano con longevo claridad regulatoria al respecto. El estudio establece que «los individuos involucrados en minería de criptomonedas con su propio computador, software u otros activos que obtengan ganancias en la forma de criptomonedas que son producto de servicios provistos para la red, si la actividad es realizada interiormente de Argentina, tales réditos serán considerados una fuente de ingresos argenintinos y serán tributados como ingresos a 35%».

Regulaciones sobre airdrops

El crónica todavía resalta las implicaciones fiscales a los tokens adquiridos mediante airdrops, que consiste en la distribución gratuita y en masa de cierta cantidad de tokens o criptomonedas, con fines publicitarios, educativos a través de en una plataforma determinada; generalmente, sobre la red de Ethereum.

En el caso de Australia, Finlandia, Japón, Nueva Zelanda, Singapur y Reino Unido, hay orientaciones sobre el tratamiento fiscal a nuevos tokens de criptomonedas recibidos por airdrops o bifurcaciones.

Las leyes australianas le dan el mismo status que a las ganancias recibidas por staking, al considerarlo como ingresos ordinarios para fines fiscales. El caso contrario sucede en Singapur, ya que no es considerado como un ingreso para las personas y por lo tanto no está sujeto a impuestos, siempre que los tokens no se reciban a cambio de ningún admisiblemente o servicios desempeñados.

Con este tipo de investigaciones, los Estados Unidos y algunos senadores y congresistas buscan establecer principios para la regulación y tributación adecuada para bitcoin y el resto de criptomonedas.

Hace unos días, CriptoNoticias reportó el designación de la senadora Cynthia Lummis, una de las defensoras de las criptomonedas más importantes, como parte del Comité Bancario del Senado. Lummis, manifestó que paciencia trabajar conexo a los reguladores federales “para asegurar que la regulación para los activos digitales esté estructurada para fomentar la innovación, en oportunidad de sofocarla”.



Source link