Exdirectivo de la CIA refuta novelística que asocia a bitcoin con actividades ilícitas

By | April 13, 2021


Hechos secreto:
  • Se pueden invertir herramientas de inteligencia forense para encontrar actividades ilícitas.

  • La investigación arrojó como resultado que bitcoin y las criptomonedas no están plagados de fraudes.

Bitcoin no solo recibe cuestionamientos por parte de funcionarios del gobierno de Estados Unidos, como la secretaria del Fortuna, Janet Yellen. Ahora, igualmente cuenta con el respaldo de un exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de esa nación.

Michael Morell, un diestro con de 33 abriles de labores en la agencia, publicó un documento de forma independiente, el 6 de abril de 2021, donde refutó la novelística de larga data, que rebusca descalificar a bitcoin por sus vínculos con actividades ilícitas.

Dicho referencia fue encargado por el recién formado asociación de conciliábulo Crypto Council for Innovation, cuyos miembros fundadores incluyen a las compañías Coinbase, Fidelity Digital Assets y Square.

Durante su investigación, Morell llegó a dos conclusiones importantes. La primera de ellas se refiere a que las amplias generalizaciones sobre el uso de bitcoin en las finanzas ilícitas son significativamente exageradas. La segunda se negociación sobre el observación de blockchain como una aparejo mucho eficaz de lucha contra el crimen y convento de inteligencia.

Bitcoin y las criptomonedas no están plagados de fraudes

Recuerda el exdirectivo de la CIA que cuando inició esta investigación no esperaba salir a tales conclusiones. En medio de este observación se dio cuenta que eran falsas las suposiciones que se había hecho en torno a que la secretaria Janet Yellen o la presidenta del Cárcel Central Europeo, Christine Lagarde basaban sus opiniones en hechos reales por esta mejor informadas.

Ambas señalan a bitcoin como un utensilio al que hay que atender para combatir el lavado de plata y el financiamiento del terrorismo, entre otros delitos, como reportó CriptoNoticias el 22 de enero del año en curso.

Lagarde aseguró que debe apuntarse una regulación entero sobre Bitcoin y las criptomonedas. La abogada, quien antaño presidía el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que Bitcoin se prestaba enormemente al lavado de plata y que había que cerrar cualquier brecha de escape existente para evitar este delito.

Por su parte, Janet Yellen, secretaria del Fortuna del nuevo gobierno de Estados Unidos, indicó que los mecanismos regulatorios deben adaptarse a los cambios impulsados por las nuevas tecnologías, con miras a cortar el financiamiento del terrorismo. Así lo mencionó en una disertación al Congreso estadounidense.

Sin requisa, Morell descubrió durante este proceso de observación «puntual lo contrario, que [bitcoin y las demás criptomonedas] no estaban plagados de actividad ilícita». Agrega que, «de hecho, probablemente hubo menos actividad ilícita en el ecosistema Bitcoin que en el sistema bancario tradicional».

El porcentaje de actividad ilícita utilizando bitcoin decayó en el período 2012-2020. Fuente: Beacon Completo Strategies, Chainalysis y Ciphertrace

Descomposición de blockchain permite advertir actividades ilícitas

El investigador dio a conocer lo que, para él, fue otro hallazgo. Firmas analíticas como Chainalysis, CipherTrace y Elliptic pueden invertir herramientas de inteligencia forense y industrial para encontrar actores y actividades ilícitas en las cadenas de bloques. Al respecto, Morel dijo que estaba «fielmente impresionado por cómo encuentran actividad ilícita» Lo describió como «un gran trabajo de inteligencia».

Morell igualmente se refirió a la carencia de proteger la privacidad de los ciudadanos, con relación al observación de los movimientos en las blockchains. «La 4° Resarcimiento es primordial, y es importante que mantengamos la privacidad y las libertades civiles de los estadounidenses» sostuvo el exdirectivo de la CIA. «Creo que, aunque a veces es difícil, siempre es posible hacer ambas cosas», agregó.

«El miedo es nueva»

Reza el documento de ocho páginas como conclusión final: «¿por qué vemos tales declaraciones alarmistas y artículos sobre la amenaza planteada por Bitcoin?». Acto seguido, el propio Morell rebate que hay varias razones. En primer circunstancia, explica que esta es una nueva tecnología y que la familia, por lo caudillo, tiene miedo de lo que no entiende.

En segundo circunstancia, sostiene el investigador que las malas noticiero impulsan las percepciones más que las buenas noticiero. «En sumario, el miedo es nueva», afirma. Cita, como ejemplo, el caso del ciudadano francés que envió bitcoin a individuos involucrados en la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos. Son múltiples las historias, como esa, en donde usan observación forenses en blockchain para resolver un delito.

Señala igualmente que, para reevaluar este tipo de historias, se necesita aceptar que era la naturaleza transparente de la condena de bloques la que permitió a las fuerzas del orden tan rápidamente identificar el señal de pagos ilícitos, mientras que tales pagos realizados a través del sistema tradicional podrían ocurrir demostrado que son más difícil de rastrear.

Bitcoin y su naturaleza descentralizada parecen representar una amenaza disruptiva para las instituciones financieras tradicionales. Lo mismo podría haberse dicho para la banca electrónica y las firmas electrónicas hace 20 abriles, lo que agitó un debate significativo sobre la protección de los consumidores e integridad del sistema financiero. Con el tiempo, las instituciones financieras tradicionales encontraron maneras de incorporarlo a sus negocios. Y cualquier nueva tecnología tan innovadora como blockchain representará un aventura para los métodos establecidos de las finanzas. Será el papel del gobierno identificar cómo utilizar y regular mejor la tecnología blockchain para promover el interés doméstico.

Michael Morell, exdirectivo de la CIA.



Source link