Criptomonedas

Actualmente, las criptomonedas se han convertido en un fenómeno económico mundial del que la mayoría de la gente ha oído hablar en algún momento, incluso si pocas personas entienden cómo funciona y cuáles son sus ventajas. Si aún tienes dudas sobre qué son las criptomonedas, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas, este post es para ti. ¡Vamos allá!

¿Qué son las criptomonedas?

Una criptomoneda es un tipo de dinero digital creado a partir de un código. También se puede definir como una cadena de datos codificados para indicar una unidad monetaria. Funcionan de manera autónoma, es decir, fuera de los sistemas bancarios y los gubernamentales.

Por otro lado, es llamada de esta manera, debido a su naturaleza de “moneda encriptada”, es decir, que está protegida mediante la codificación (datos protegidos mediante una clave).
A diferencia de las monedas comunes, las criptomonedas están garantizadas por las matemáticas y no por la confianza o los acuerdos entre las personas.

Esto hace que las criptomonedas sean alternativas favorables a las monedas regulares.Así pues, se trata de un sistema monetario atractivo, principalmente porque es difícil de modificar o de hackear, y porque no es regulado ni administrado por un gobierno ni por un banco, como veremos a continuación.

¿Cómo se crean y se obtienen las criptomonedas?

Las formas más comunes para comprar u obtener criptomonedas son los siguientes:

Hacer la compra con dinero tradicional
Para comprar y vender criptomonedas, necesitarás tener acceso directo a una plataforma de intercambio, la cual requiere la creación de una cuenta para almacenar la criptomoneda en tu propia billetera.

Negociación de CFD sobre criptomonedas

Las operaciones con CFD (Contrato por Diferencias) es un sistema que te permite especular sobre los movimientos de precios de las criptomonedas, sin tomar posesión de la moneda en sí. Los precios se cotizan en monedas tradicionales.Básicamente, se trata de una apuesta y no de una inversión, ya que podrás comprar si crees que una criptomoneda aumentará de valor, o vender, si crees que bajará. Obtenerlas a través de la minería
Para comprender este proceso, tomaremos como ejemplo el bitcoin. Cuando se producen nuevos bitcoins, estos se suman al número total de monedas en circulación.

Por lo tanto, la minería requiere un programa de software específico que se utiliza para resolver acertijos matemáticos, y resolver las transacciones legítimas que forman los bloques. A medida que el software resuelve las transacciones, el minero obtiene una cantidad determinada de bitcoins. Cuanto más rápido el hardware de un minero pueda procesar el problema matemático, es más probable que valide una transacción y gane la recompensa de bitcoin. No obstante, para ello es necesario invertir en costos elevados de electricidad y hardware, ya que no es sencillo resolver las codificaciones en poco tiempo.

¿Cómo funciona el comercio de las criptomonedas?

El funcionamiento de las criptomonedas es completamente diferente de las transacciones bancarias tradicionales. En estas, el proceso es simple: una persona mueve una suma de dinero de su cuenta a una cuenta de un tercero.
Dicha transacción es registrada por el banco en su libro mayor de contabilidad o en su base de datos, de manera que ese dinero no pueda usarse o alterarse nuevamente por parte de la persona que envía el dinero

Así pues, el sistema tradicional se basa en la confianza que damos al banco para que se asegure de salvaguardar la integridad del dinero de sus propietarios.

Mientras que, con las criptomonedas, no hay necesidad de un agente o banco central intermediario. En su lugar, las personas confían en la tecnología de contabilidad distribuida (libro mayor virtual compartido) conocida como blockchain, para construir una contabilidad o una base de datos que se mantiene almacenada en una cadena de bloques.
Cuando un usuario desea enviar unidades de criptomonedas a otro usuario, las envía a la billetera digital de ese usuario. La transacción no se considera finalizada hasta que se haya verificado y agregado a la cadena de bloques a través de un proceso llamado minería.

De esta manera, todos los usuarios de la red tendrán un registro de cada una de las transacciones, por lo que, si un usuario intenta modificar una transacción, inmediatamente esta acción será notificada como fraudulenta.
Así pues, cada transacción o archivo de blockchain se almacena en todas las computadoras de la red, en lugar de una sola base de datos, por lo que, todos los usuarios de esa red podrán monitorear las transacciones llevadas a cabo.

¿Cuáles son las ventajas de esta moneda digital?

Veamos ahora cuáles son las múltiples ventajas de usar criptomonedas:

Velocidad de traspaso
Esto quiere decir que las transacciones de criptomonedas son instantáneas, por lo que se confirman en cuestión de minutos.

No tiene restricciones de ningún tipo
La segunda ventaja, es que eres libre de usar tus criptomonedas como desees. No necesitarás el permiso de tercero para usar bitcoins, por ejemplo.
Puedes descargar el software de criptomonedas correspondiente de forma gratuita, instalarlo y comenzar a recibir y enviar bitcoins o cualquier otra criptomoneda.

Irreversibilidad
Las transacciones con criptomonedas son irreversibles. Una vez que se confirma una transacción, nadie puede revertirla, ni siquiera las agencias gubernamentales, los creadores de criptomonedas ni los mineros.

Confidencialidad
Las criptomonedas y sus transacciones permanecen en estado de anonimato. Esto quiere decir que no podemos conectarlas con una persona del mundo real. Los bitcoins se reciben a través de direcciones que son simplemente cadenas aleatorias de aproximadamente 30 caracteres.

Pueden usarse en todo el mundo
Todas las transacciones de criptomonedas se realizan en una red de computadoras que son indiferentes a la ubicación física de un usuario. En este sentido, puedes enviar / recibir dinero desde cualquier lugar.

Seguridad blindada
Los fondos de criptomonedas están bloqueados de forma segura en un sistema de criptografía al que solo puede acceder el propietario con una clave privada. Por otro lado, todas las transacciones están respaldadas por un libro contable compartido como el blockchain.
Esto lo hace transparente y muy difícil de alterar, por lo que no ofrece ningún punto débil vulnerable a ataques, robos, errores humanos o de software.

Contras de la moneda digital

Porque no todo es perfecto, la moneda digital también sus desventajas:

  • Los mercados de criptomonedas están descentralizados, lo que significa que no son emitidos ni respaldados por una autoridad central como un gobierno. En cambio, corren a través de una red de computadoras, y el valor es proporcionado por los usuarios y la demanda que existen sobre una determinada criptomoneda.
  • Las empresas y los consumidores aún no han aceptado ampliamente las criptomonedas, por lo que actualmente son demasiado inestables para ser usadas como métodos de pago.

Monedas más populares: Bitcoin y Ethereum

La cantidad de criptomonedas disponible actualmente supera las 1700, y se espera que sigan aumentando. Algunas de las criptomonedas más populares y valiosas en este momento son:

– Bitcoin
La criptomoneda con la que empezó todo, creada en el año 2009 por un programador (o grupo de programadores) utilizando el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Hoy en día es la moneda digital más popular y cotizada del mercado.

– Ethereum
El Ethereum se lanzó en 2015, y opera de manera similar al bitcoin, lo que permite a las personas enviar y recibir tokens que representan valor a través de una red abierta. Los tokens se llaman Ether, y esto es lo que se usa como pago en la red.

Conclusiones finales

Si bien la moneda digital no es propiedad de ningún estado y no está controlada por nadie, se utiliza al máximo para los acuerdos no monetarios y sirve como una herramienta de enriquecimiento para miles de usuarios de Internet.
Sin embargo, el mercado de las criptomonedas es relativamente joven, por lo que, más que una inversión, implica una apuesta proyectada para obtener ganancias en el futuro.

Por otro lado, la tecnología del blockchain se puede utilizar para almacenar de forma segura registros importantes, como historias clínicas y títulos de propiedad, lo que implica enormes beneficios sociales que van más allá de los financieros.