Cosmos, Polkadot y Near, bajo la lupa de ShapeShift

By | February 14, 2021


La plataforma de intercambio de criptomonedas, ShapeShift, anunció la disponibilidad de un nuevo noticia titulado «Nuevas fronteras: un examen profundo de Cosmos, Polkadot y Near».

El documento, divulgado el 10 de febrero de 2021, analiza estas tres blockchains especializadas en contratos inteligentes. Destaca que se pueden ejecutar en ellas, una amplia variedad de aplicaciones descentralizadas (o dApps).

«Hemos hecho todo lo posible para que este examen sea imperecedero», dice ShapeShift en la preámbulo. De todas formas, aclaran que «eso es inalcanzable» y justifican esa inconveniente por el rápido avance de este tipo de tecnologías. «Tres meses en criptomonedas equivalen a tres abriles en el tiempo del mundo verdadero», agrega el texto. La compañía enfatiza la importancia de tener esto en cuenta «al embarcarse en el delirio de educación».

Cosmos: pica tus propias blockchains

La empresa inicia su examen con la blockchain Cosmos. La clasifica como la más consolidada de las tres. Encima, el noticia aclara que ShapeShift «cuenta con una amplia experiencia y conocimiento institucional en torno a esta tecnología». Aseguran suceder contribuido a la descentralización de Cosmos a través de MicroTick, un paquete de explicación de software (o SDK, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el noticia, Cosmos, que fue puyazo durante la «burbuja de las ICO» de 2017, «ha cumplido parcialmente su visión». Aun así, destacan que el equipo responsable de su explicación «sigue trabajando para procurar su mejoría».

La idea fundamental detrás de Cosmos es que surgen problemas de escalabilidad intratables cuando se usa «una blockchain para gobernarlos a todos» y ShapeShift pone como ejemplo a Ethereum.

Cada dApp que se ejecuta en Ethereum puede servirse la sólida seguridad de la prueba de trabajo (PoW, por sus siglas en inglés) de la red, dice el noticia y agrega: «Como creador de DApp, tienes mucho de qué preocuparte, pero la seguridad de la red no es un gran motivo de preocupación; puede editar un acuerdo inteligente e inmediatamente disfrutar de la tranquilidad que viene con miles de nodos y una amplia potencia de hash».

Esto, que es benéfico en cuanto a la seguridad, va en detrimento de la escalabilidad. «Se debe a que cada nodo de la red debe procesar cada transacción», indica el noticia.

La visión de Cosmos era evitar la seguridad compartida y, en cambio, establecer un prototipo completamente diferente: dar a los proyectos de criptomonedas la utensilio y el medio para crear sus propias blockchains y luego, conectarlos a todos usando un protocolo de comunicación especializado.

Este enfoque debería ser mucho más escalable, por cuanto los nodos no tienen que pensar en transacciones de proceso en todo un universo para todo un universo dApps. Pero aún hay ciertas características de estas blockchains (o zonas Cosmos) que se pueden ajustar para cumplir con las micción exactas de la aplicación que se están ejecutando en él.

Polkadot: Escalabilidad a través del particionamiento

El texto aborda, en la segunda sección, a Polkadot. Inicia explicando que el maniquí autosoberano empleado por Cosmos es convincente. Por otro banda, según dice, ha funcionado muy aceptablemente con Ehereum, a pesar de la desliz de escalabilidad.

De guisa reflexiva expone: «Así que ¿por qué no seguir probando con este maniquí al tiempo que se hacen algunos cambios fundamentales que le permitan progresar?». Contesta ShapeShift que esto es precisamente lo que las blockchains especializadas en contratos inteligentes están tratando de hacer. Ethereum ha adoptivo este enfoque con Ethereum 2.0; Near Protocol igualmente utiliza la seguridad compartida; y esto igualmente es parte de la blockchain emergente del ecosistema de Polkadot.

ShapeShift analiza “tres cadenas de bloques de contratos inteligentes” que pueden ejecutar una amplia variedad de aplicaciones descentralizadas. Fuente: xresch / pixabay.com

El camino en dirección a la seguridad compartida escalable se explica en un concepto llamado particionamiento. La premisa básica de este concepto es conveniente sencilla: en Ethereum 1.0 la escalabilidad está limitada por el hecho de cada nodo debe procesar una transacción.

De acuerdo con el comentario de ShapeShift, «esto simplemente podría requerir que cada nodo procese más transacciones, pero eso se traduciría en menos nodos más caros, lo que dificultaría los esfuerzos para tener la maduro descentralización».

El particionamiento divide las cosas y permite que cada nodo pueda procesar solo un subconjunto específico de transacciones. La escalabilidad aumenta proporcionalmente de acuerdo a cuántos de estos subconjuntos (o fragmentos) existen en la red. Por lo tanto, todas las cosas serían consideradas iguales, 64 fragmentos proporcionarían un aumento de 64 en el rendimiento de las transacciones, se lee en el documento.

NEAR Protocol: espacio para crecer

ShapeShift guardó para el final la plataforma más nueva, Near, que fue puyazo al mercado en octubre de 2020. Fue creada por Illia Polosukhin y Alexander Skidanov, dos ingenieros que entraron en el «criptoespacio» entre 2017 y 2018.

Explica de forma breve que Near intenta distinguirse de las otras formas de contratos inteligentes por ser el más amistoso para los desarrolladores. Se asemeja a Polkadot y a Ethereum 2.0 en que la plataforma tiene como objetivo proporcionar una blockchain escalable y minimizada en la que se puede tener confianza a través del particionamiento en un contexto de seguridad compartida.

Los fundadores de Near desarrollaron previamente las bases de datos particionadas para Google y Microsoft. Esto les dio una gran credibilidad en el ecosistema tecnológico, lo que les permitió cobrar unos USD 21 millones en la ronda de propagación de 2020.

Tras su construcción en dirección a las criptomonedas, demostraron conocimiento profundo de la escalabilidad y fragmentación de blockchains. En NEAR evaluaron los pros y contras de enfoques empleados por Ethereum 2.0 y Polkadot.

NEAR, que indagación la interoperabilidad entre blockchains, utiliza su propia variación única de prueba de billete (PoS, por sus siglas en inglés), denominada Thresholded Proof-Of-Stake (TPOS). De acuerdo con el noticia de ShapeShift, esto permite una maduro velocidad para el procesamiento de las transacciones.

ShapeShift avanza en dirección a su descentralización

ShapeShift, aunque aún es centralizado y requiere registrarse para usarlo, está en camino a convertirse en un DEX. Fuente: shapeshift.com

El equipo de esta plataforma de intercambio de criptomonedas no se resistió a la creciente popularidad que experimenta su competencia de los exchanges descentralizados (DEX). Por el contrario, decidió aprovecharla formando parte de ella.

Su plan se centra en portar fuera del maniquí de negocio que le obliga a cumplir con los procedimientos Conozca su Cliente (KYC por sus siglas en inglés) para convertirse en una interfaz que opera de guisa integrada con protocolos abiertos, sin custodiar fondos ni datos de clientes.

El CEO de ShapeShift, Erik Voorhes anunció mediante una publicación el 7 de enero de 2021 que la empresa eliminaría gradualmente su actividad comercial centralizada para adoptar una alternativa descentralizada basada 100% en DEX. De esta guisa, ofrecerá sus servicios sin requerir información personal de los usuarios, a quienes les brindará solvencia instantánea sin obligación de que confíen en custodios, reseñó CriptoNoticias.



Source link