Comediante millonario gracias a los NFT los califica como una «burbuja»

By | March 25, 2021


Hechos esencia:
  • El autor de la saldo más cara en la historia de los NFT manifestó su desconfianza en los tokens.

  • Tras el plazo de impuestos, la signo final que logró Mike Winkelmann fue de USD 53 millones.

El comediante digital Mike Winkelmann sorprendió al fallar públicamente su desconfianza alrededor de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés). Hace poco tiempo, vendió el NFT de una de sus obras en casi USD 70 millones, una signo récord.

Paradójicamente, la tecnología que lo convirtió en millonario no despierta demasiada confianza en Beeple. En diálogo con la esclavitud televisiva Fox News, el comediante expresó que es «absolutamente una burbuja».

Para profundizar su idea, Winkelmann comparó la «burbuja» de los NFT con lo que ocurrió en su momento con Internet. «Fue una burbuja y luego explotó y dejó salir mucha basura, pero no destruyó totalmente el Internet. Si la tecnología es esforzado, va a sobrevivir».

Mejor conocido como Beeple, Winkelmann convirtió sus ganancias de USD 53 millones en Ethereum (ETH) a patrimonio fíat poco posteriormente de haberlas recibido. El motivo, según sus palabras, es que quedó «aterrado» por la volatilidad de la criptomoneda.

Los diseños digitales de Beeple combinan temas de presente con su creatividad y sus sentimientos de cada día. Fuente: Beeple / Instagram.

Beeple había conseguido la signo récord de USD 69.346.250 —luego devenida a poco más de USD 53 millones tras el plazo de impuestos— a partir de la saldo de su obra de arte digital «The First 5.000 Days» el pasado 11 de marzo. La obra, parte de su esquema Everydays que el comediante plasma en su cuenta de Instagram a diario, fue puesta en saldo por la renombrada casa de subastas inglesa Christie’s.

Cómo los NFT volvieron millonario a Beeple

Como el ahora millonario comediante comentó en una entrevista a The New Yorker, él vio en los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) la posibilidad de monetizar su popularidad. En este caso, los aprovechó para poner a la saldo el flamante de una obra que reúne diseños realizados a diario y sin excepción, desde mayo de 2007 a enero de 2021.

Así, gracias a esta tecnología que permite «certificar» la propiedad de una obra —incluso aunque se trate de un archivo .jpg o un simple gif—, Winkelmann se convirtió en uno de los artistas más ricos del mundo. El comprador fue un coleccionista de seudónimo Metakovan, quien luego fue identificado como Vignesh Sundaresan.

La fiebre por los NFT

Pese a la desconfianza manifestada por Beeple, e incluso todavía por expertos del tema como el CEO de Binance, Changpeng Zhao, la verdad indica que los NFT ganan en popularidad y valía con el paso del tiempo, al menos por el momento.

Como informó CriptoNoticias recientemente, incluso la Comisión de Bolsa y Títulos de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) estudia aceptarlos como títulos títulos siempre que prometan solvencia y rendimiento instantáneo.

Encima, cada día aparecen nuevas operaciones de NFT que no dejan de sorprender a propios y extraños. Sin ir más remotamente, hace escasamente unos días se vendió en casi USD 3 millones el primer tweet del confundador y CEO de la red social Twitter, Jack Dorsey, en formato de token no fungible. ¿El mensaje? «just setting up my twttr» (‘solo configurando mi cuenta de Twitter’).





Source link