Cinco aspectos legales a considerar si tu empresa desea volver en Bitcoin

By | February 5, 2021


Las inversiones corporativas o institucionales en bitcoin (BTC) ya no son esporádicas. Cada vez más fondos de inversión y empresas de cotización pública inyectan millones de dólares en la primera criptomoneda para resguardar parte de su organización. Una de estas compañías es la estadounidense MicroStrategy que ya posee más de 70 mil bitcoins y 2.600 millones de dólares en activos digitales.

Durante el evento Bitcoin para Corporaciones, un especie de abogados y asesores de la empresa ofreció este 3 de febrero detalles sobre cómo MicroStrategy debió manejar los aspectos regulatorios al volver en BTC. Ming Shao, vicepresidente ejecutante y maestro normal; Euna Greene, consejera normal adjunta; y los asesores externos Dax Hansen y Thomas Ward, destacaron cinco aspectos legales que debieron analizar antaño, durante y posteriormente de lograr las criptomonedas.

Los puntos pueden resumirse de la próximo guisa: el hacedor regulatorio dependerá de qué quiere hacer la empresa con bitcoin; cualquier atrevimiento que se tome debe estar sustentada y respaldada desde el principio por la incorporación dirección. El tercer medio ambiente secreto es que las políticas y los procedimientos a cumplir no deben ser vistos como enemigos.

El cuarto aspecto es revisar y clasificar cuidadosamente a los proveedores de servicios con activos digitales como exchanges o servicios de custodia. El botellín hacedor es que cualquier empresa que desee volver en bitcoin debe pensar siempre en la transparencia y en la divulgación pública de sus balances de organización, por ejemplo.

«Todas las perspectivas legales se unen para un plan corporativo de bitcoin exitoso. Una logística corporativa de bitcoin requiere colaboración entre diferentes personas y equipos, especialmente los equipos de controles internos, legales, de finanzas, la acoplamiento directiva, altos ejecutivos, asesores externos y otros componentes de la ordenamiento».

Ming Shao, moderadora del panel con los ejecutivos.

Para Shao, volver en bitcoin no resultó ser tan abrumador desde el punto de panorámica regulatorio como pensaban. Sin bloqueo, la empresa ha establecido lineamientos para que no choquen intereses particulares con los corporativos. Eso incluye no establecer periodos para el trading, no comercializar con información confidencial sobre los bitcoins de la empresa y prohibir transacciones que podrían representar una manipulación del mercado.

El panel de «Bitcoin para corporaciones – Consideraciones legales» debatió cómo las empresas deben involucrarse con las inversiones en BTC. Fuente: MicroStrategy.

Operación y resguardo de bitcoin directo

El asesor Dax Hansen resaltó que no es lo mismo comprar y custodiar bitcoin directamente como empresa, o tercerizando el servicio de resguardo, que comprar derivados de BTC o aportar caudal a un fondo en particular. Se proxenetismo de regulaciones diferentes.

«Nosotros compramos bitcoin y los resguardamos como parte de nuestra organización. Como bitcoin no es un security (valencia), básicamente significa que está fuera del ámbito de la ley de sociedades de inversión y por eso MicroStrategy no está aquí como una empresa de inversiones», destacó el asesor.

De acuerdo con Thomas Ward, el tratamiento es diferente si se compran derivados u opciones de bitcoin, por ejemplo. En ese caso la regulación es distinta porque ya entra en el interior de la definición de valencia. ¿La razón?

«No tienes los bitcoins directamente, sino que posees acciones (papeles) de los fondos y esas acciones van a estar impulsando su valencia, en parte, por la mandato que se haga de ellos (…) en bitcoin hay muchas partes móviles, por lo que las empresas deben coordinar y realizar el trabajo en equipo abarcando el aspecto constitucional, contable, financiero y de incorporación dirección», dijo Ward.

Los panelistas destacaron que las empresas que deseen volver en bitcoin deben hacerlo con una logística particular y no necesariamente seguir lo que hacen las demás. Para Euna Greene, cada compañía debe hacer su propia investigación, contratar asesores externos y hacer las debidas diligencias.

La abogada hizo específico hincapié en que las inversiones que se realicen en bitcoin no deben entorpecer los deberes financieros de las empresas. «Para esto es fundamental la gobernanza corporativa ya que muchas de las compañías además cotizan en las bolsas públicas».

Otra recomendación, para empresas que operen en el interior de los Estados Unidos, es probar el cumplimiento de las leyes federales y las leyes estatales. Todavía hay que revisar las leyes sancionatorias emitidas por la Oficina de Control de Beneficios Extranjeros (OFAC) y las disposiciones de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC).

«Las empresas interesadas en bitcoin tienen que convenir que esto se proxenetismo de un dominio en rápida crecimiento en donde el panorama constitucional cambia con frecuencia, así que tenemos que ser ágiles y dinámicos. Las políticas internas deben ser claras sobre quién tomará las decisiones y quién implementará las estrategias», dijo en su intervención Hansen.

Un reporte divulgado por CriptoNoticias, en diciembre del año pasado, resaltó que MicroStrategy cerró el 2020 con casi 2.000 millones de dólares en bitcoin. Desde entonces la empresa ha seguido invirtiendo en la criptomoneda y el patrimonio ya suma otros 600 millones de dólares.

El evento corporativo en el que se divulgaron todos estos detalles es una muestra de que la empresa está apostando a BTC a prolongado plazo. Se proxenetismo de una de las corporaciones más reconocidas que está diversificando su organización para afrontar nuevos retos financieros.





Source link